EDICIóN GENERAL

De cómo la degradación de la cultura política lleva a confesar una prevaricación públicamente

Y dice el artículo 14 de la Constitución que "Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social."

Este precepto entra en conexión con el artículo 16.1 donde se establece que "Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley."


Y con el Título II que afirma que cierta persona, más igual que los demás, es inviolable y no está sujeta a responsabilidad y que esa igualdad es hereditaria en los sucesores de S. M. Don Juan Carlos I de Borbón, legítimo heredero de la dinastía histórica..

Legitimidad entendida únicamente como refrendo del lavado de cara que la Constitución dio a las leyes del régimen franquista, régimen que inspira cada día declaraciones como ésta, la connivencia de los medios de propaganda españoles y la cerrilidad de buena parte de los súbditos.

Comparto tu indignación pero me temo que desgraciadamente, como a mí, no te ha causado la menor sorpresa.

menéame