EDICIóN GENERAL

Rutger Hauer, muerte de un héroe romántico

En el monólogo final hay un gesto de Hauer, tragando saliva, que me lo rompe por completo. Como si toda la serena desolación de ese momento se perdiera con ese, para mí, histriónico gesto. Manías de una...
#8 En gallego decimos "que ten cu ten medo", es un ser con sentimientos enfrentándose a la muerte, tiene miedo, lo veo justificado.

Es más, si te fijas, se quiebra y luego esboza una sonrisa, sabiendo que ese último gesto de grandeza (salvar a Dekard para explicarle su historia y cambiar al menos a una persona) cierra una vida que mereció ser vivida.

No sé qué decirte esto es cuestión de gustos, pero desde luego yo, me pongo palote
Antes de ser replicante fui un sex simbol

#11 Te paso mi tfno por privado :-*
#11 Sí, la escena sigue siendo memorable y si fue improvisación pues se le perdona ese defectillo. Reconozco que soy muy alérgica a los actores histriónicos, así que a las más mínima me saltan las alarmas. Ya digo, manías de cinéfila.
#8 No me parece un gesto previsto ni un truco de escuela actoral. Es demasiado brusco y pegado al discurso, sin pausa dramática.
¿Querías algo perfecto? Ahí no lo tienes.
Es perfectamente humano.
#58 Justo lo contrario. Pero cada uno con sus filias y fobias.

menéame