EDICIóN GENERAL

Violencia de género: maltratadores y la cárcel

Tu experiencia laboral va a ser confrontada con muchos de los invents que circulan por aquí. Este es uno de los temas "sensibles" de esta web: se leen auténticas barbaridades por estos andurriales.

Mil gracias por arrojar algo de luz en un tema sobre el que orbita tanta mitología.
#4 no se porque habría que creerle si solo es un testimonio y además parece que no es de una mujer.
Que además podría ir con buens fé y ser errado.
#15 El artículo que habla de tu libro es otro.
#18 Al final, se trata de las experiencias subjetivas de una parte (y en este caso la palabra "parte" es en un amplísimo sentido) del tema.

Si se preguntase a jueces, supongo que habría variaciones en el relato.

Se se pregunta a presos, seguro que el relato es muy distinto.

Creo que la alusión a "tu libro" tiene más sentido del que podría parecer.
#55 Me temo que no te entiendo. No sé si te has confundido sobre qué comentario estoy respondiendo.
#65 El comentario a #18 entiendo habla sobre la subjetividad en los comentarios.

En ese caso, creo que es un asunto trascendental. Cada uno, cuando hablamos de nuestras experiencias, lo hacemos porque nos encontramos en un sitio dentro del "espacio" posible sobre el tema. Por lo tanto tan cierto es lo que cuenta alguien basándose en sus experiencias, si está en una posición, como lo pueda ser lo que diga otro, incluso siendo contradictorio con el anterior, si se encuentra en otro "espacio" sobre el tema.

Por intentar aclarar, es como si un alumno, un profesor y un profesional se ponen a discutir sobre la respuesta de una pregunta de un examen. Todos pueden decir la verdad, pero no todos dirán lo mismo sobre el mismo punto.
#70 Pero es que él no estaba contando sus experiencias. De hecho, citas mi comentario, pero no al que respondo.
#4 "El maltratador puede ser de cualquier procedencia y nivel educativo y económico. Algo que destaca de ellos es que suelen ser personas de carácter inquisitorio, fácilmente irritables y que no llevan con facilidad cumplir con las órdenes de los funcionarios u otros internos con puestos de responsabilidad (coordinador de limpieza, reparto de comida, etc.). Es muy común ver en los informes de los psicólogos de prisiones anotaciones sobre carencia o trastorno psico-social en los condenados por este tipo de delitos."

Vamos, que no se puede reducir el maltrato a una cuestión de género. El que maltrata a una mujer no suele ser un pedazo de pan, pero machista.
#0 Una cosa que ya apunta #46: Algo que destaca de ellos es que suelen ser personas de carácter inquisitorio, fácilmente irritables y que no llevan con facilidad cumplir con las órdenes de los funcionarios u otros internos con puestos de responsabilidad (coordinador de limpieza, reparto de comida, etc.). Es muy común ver en los informes de los psicólogos de prisiones anotaciones sobre carencia o trastorno psico-social en los condenados por este tipo de delitos."

Dicho de otro modo. Gente que tiene un grave problema de control de la agresividad porque en su cabeza hay un cable suelto que provoca chispazos.
Pero es que eso no tiene nada que ver con el machismo, con el hecho de que sus víctimas son "mujeres por el hecho de serlo". Descargan su ira y resentimiento contra cualquiera: "... funcionarios, otros internos..."
#90 La mayoría de los agresores domésticos no suelen serlo con personas ajenas a su círculo familiar. Hay un pequeño % que son violentos en general (los que tienen rasgos psicopáticos o trastornos antisociales).

En prisión a quienes te vas a encontrar son precisamente a los delincuentes más peligrosos de entre los que cometen este tipo de delitos. La mayoría de los condenados por viogen no ingresan en prisión porque la prisión no soluciona nada en la mayoría de los casos, es más, suele agravar el problema.
#104 A mi me parece que eso tiene mucho que ver con ese dicho de la "confianza da asco". En general no creo que la mayoría de esas personas sea machista (#90), sino gente que no sabe llevar bien sus relaciones de pareja o incluso en general sus relaciones personales.

Y como decis, son personas en general muy amables, pero en su entorno de confianza son insufribles. Esto ocurre a muchos niveles, a veces he visto madres que si el amiguito de su hijo riega un poco de refresco en la mesa, le dice que no pasa nada, pero si lo hace su hijo entonces le suelta un grito y una reprimenda totalmente desproporcionada.

Supongo que si llevamos una careta, no podemos llevarla siempre y eso repercute en que nos mostremos como somos ante las personas más cercanas, y también un tema de "paciencia", parece que le perdemos la paciencia a personas cercanas con mucha facilidad. En general la convivencia me parece un caldo de cultivo perfecto para que todo tipo de problemas se vuelvan crónicos.

menéame