EDICIóN GENERAL

Robert Foster, el político estadounidense que se niega a quedarse a solas con una periodista

#36 El día que las demandantes de Harvey Wenstein aceptaron un montón de millones para callarse la boca, demostraron que el #MeToo es un montón de mierda.

menéame