EDICIóN GENERAL

Robert Foster, el político estadounidense que se niega a quedarse a solas con una periodista

#122 Toda esta cuestión es completamente ideológica: si en la noticia se dijese que una tía no quiere que la entrevisten periodistas masculinos a solas por temor a que la violen sería inmediatamente tachada de loca, feminazi y todos esos bonitos adjetivos que tanto han dominado el debate los últimos años; si va un tío y dice que teme que le denuncien en falso por violación, resulta que es una persona sensata y cauta y todos deberíamos seguir su ejemplo que esto pasa mucho pese a que los números no salgan. Para mí es básicamente lo mismo, gente excéntrica que acaba sirviendo de inspiración para exaltados.

menéame