EDICIóN GENERAL

Un taxista cobra 40 euros a unos turistas en Barcelona por un viaje de 11 minutos

#6 En Sevilla la excepción es la honestidad. Hablo ruso con mi mujer en el taxi y es como encender el piloto automático para que me den vueltas. Siempre les digo lo mismo (en español, claro): "Cuando hagan sus manifestaciones y hablen de lo injusto de uber y cabify, acuérdese de las vueltas que me está dando". Su respuesta es siempre la misma: ninguna. Se callan como niños arrepentidos y me empiezan a llevar bien. Evito el taxi ya siempre, lo siento pero son un gremio terrible.

menéame