EDICIóN GENERAL

Se salva de la cárcel por intentar matar a su pareja al estar «enferma de celos»

La noticia es sensacionalista de narices.
"Tanto el fiscal, como la acusación particular y la defensa de la propia investigada, que defiende el letrado cacereño Juan José Jiménez Bustamante, han acordado que ingrese en un centro para que pueda tratarse de la alteración psíquica que padece, durante ocho años."
Supongo que no conocéis centros psiquiátricos, yo por desgracia sí. Os puedo asegurar que estar ocho años encerrado en uno no es ningún caramelo.
Si la hubieran condenado por intento de asesinato a pelo la pena hubiera sido de 6 a 9 años. O sea que los 8 años en un psiquiátrico no son ningún regalo.

menéame