EDICIóN GENERAL

Machacando con el tema

#38 Pasa con todas las ideologías. En el momento que se hacen masivas se desnaturalizan. Entran montones de locos o locas, que forman parte de toda sociedad, y que puede que ayer estuvieran en el otro extremo ideológico, diciendo barbaridades, lo que hace que alguna gente que antes no lo cuestionaba se empiece a decir: "esto ya no me gusta". El mensaje más intelectual se descontextualiza y queda dividido en multitud en eslóganes que todo el mundo repite. El enemigo se amplia y comienza a ser un ente colectivo que no tenían conciencia de grupo y que comienza a cobrar forma por simple contraposición: hombres vs mujeres.

La confrontación política se reduce ahora a la simple pertenencia al grupo, las ideas deben ir adscritas al grupo que te haya tocado. Esto ocurre en toda sociedad donde todas las personas tienen un altavoz, sean sabias o necias. Platón y aristóteles lo llamaban el "gobierno de las muchedumbres" y Polibio lo definió como Oclocracia, y es la degeneración a la que estaba abocada la democracia como sistema político, tarde o temprano (cosa que Maquiavelo ve como inevitable en cualquier sistema político), donde las masas hacen un uso constante de la demagogia y aplican leyes en base a sus prejuicios de grupo:

Según El contrato social de Jean-Jacques Rousseau, se define oclocracia como la degeneración de la democracia. El origen de esta degeneración es una desnaturalización de la voluntad general, que deja de ser general tan pronto como comienza a presentar vicios en sí misma, encarnando los intereses de algunos y no de la población en general, pudiendo tratarse ésta, en última instancia, de una "voluntad de todos" o "voluntad de la mayoría", pero no de una voluntad general*.

*La voluntad de todos se refiere a un interés previo y no es más que la suma de todos esos intereses particulares de los individuos que buscan el mismo objetivo. Mientras que la voluntad general son intereses particulares que se unen en un pacto conducente al bien común.

Partiendo de todo esto lo que yo me llevo un tiemplo planteando es si el feminismo moderno busca el bien común o busca el bien de los intereses particulares de una mayoría. Las leyes que se clasifican como "discriminación positiva" me hace pensar en lo segundo.
#53 Tienes toda la razón en que esto es un problema común de cualquier ideología. Además, mientras más gente se suma, menos gente sabe de qué va la cosa, y además se presta para radicalismos. A mi no me gusta hablar con personas que se definen con etiquetas, por cuando hacen eso, no hablas con una persona, sino con una etiqueta, y además es habitual que esas personas también te conviertan en una etiqueta.

menéame