EDICIóN GENERAL

El premio Nobel de medicina denuncia que las farmacéuticas bloquean medicamentos que curan porque no son negocio

Lo que el Estado debe hacer es decidir en qué invierte los impuestos que recolecta. Si se decide invertir unos euros públicos en investigación farmacológica, los resultados de dicha investigación deberían pertenecer al Estado, el cual los debería gestionar para la producción de los medicamentos pertinentes.

Por su parte, las empresas son libres para investigar: si lo hacen con fondos 100% privados y pagan sus patentes, los resultados son suyos y consecuentemente tendrán el precio que les parezca.

Pero si la empresa privada investiga con fondos públicos, entonces tiene que haber un convenio de uso de resultados, y ahí el Estado debe ser un negociador muy duro para que el resultado no acabe como en el caso b). Obviamente no debería ser a precio coste, como en el caso a), ya que algo habrá puesto de su parte la empresa privada.

Por eso, cuando el Estado falta a sus compromisos de inversión en investigación y no financia lo suficiente, manda un número mayor de sus ciudadanos a los tiburones. Cuando el Estado permite que el dinero público vaya en forma de financiación a empresas y luego no "recoja lo sembrado", manda un número mayor de sus ciudadanos a los tiburones, y pagando. Y cuando no paga suficiente a los investigadores públicos, éstos acaban siendo "fichados" por empresas (como pasa con los inspectores de Hacienda o similares, que la mitad están de excedencia); y se llevan su conocimiento.
#17 además si las privadas reciben dinero público entonces todo relax y tachán no hay resultados o quizás si pero mediocres (como Indra)
#26 Indra es un chiringo. El sector farmacéutico es un pozo de tiburones hambrientos.
#17 Efectivamente. Yo remarcaría además que gran parte de la inversión pública es en investigación básica que las empresas privadas utilizan para realizar investigación aplicada. Es como financiar empresas privadas con dinero público sin beneficiarse del resultado.
#74 Esa es otra historia: si a los investigadores públicos los evaluas en función de lo que publican, pues los resultados publicados quedan. Y si son públicos, cualquiera puede leerlos y aprovecharlos. Que para eso están. No obstante, sobre resultados derivados del conocimiento público es complicado prosperar una patente. Doy fe.

menéame