EDICIóN GENERAL

Jordi Sànchez: Habrá urnas y votaremos con un acuerdo con el Estado español

#1 Hay un momento en el juicio en que Trapero hace una declaración que, a mi parecer, es totalmente indicativa respecto a la vertiente golpista de todo esto que vienen llamando el "procés" (no sé si es con tilde o sin tilde o cómo se escribe exactamente, no sé hablar catalán).

Trapero viene a decir que habían avisado a Puigdemont de la "deriva peligrosa" que podría provocar el referéndum.

Es decir, todo el mundo, hasta los propios mossos, sabía a lo que jugaban los cabecillas del golpe: a cabrear lo máximo posible a la población contra el Estado español, y si al final la violencia terminaba estallando por entre la población hasta el nivel más grave posible en que la población se lanzase a una guerra civil o una campaña terrorista abiertas contra el Estado español sin que los cabecillas pudieran hacer nada para contenerla, los cabecillas habrían logrado su objetivo, porque estaban jugando precisamente a esto.

Los "llamamientos" de los cabecillas a la no violencia eran solo un paripé de los cabecillas para exculparse y blanquearse ellos mismos, de forma que si la población hacía algo, la culpa era de la población, no de ellos, porque ellos siempre llamaron a la no violencia.

Hasta los mossos se daban cuenta de a lo que estaban jugando los cabecillas golpistas. Y por esto mismo cuando, como nos cuenta Trapero, avisaron a Puigdemont de la "deriva peligrosa" que podría provocar el referéndum, Puigdemont y los suyos siguieron adelante con el plan, porque esa "deriva peligrosa" era precisamente uno de los resultados perseguidos por el plan, como, consecuentemente, que también esa "deriva peligrosa" pudiese terminar madurando y materializándose naturalmente y la población se lanzase a una guerra.

Lo que pasa es que los cabecillas del golpe van de listos y sabían que en el código penal no hay tipificado ningún delito que diga: "llamar a la violencia por el procedimiento de llamar a la no-violencia".

Y por esto me parece tan esclarecedora la revelación de Trapero. A los cabecillas golpistas se les comentó que podía verse la "deriva peligrosa", y aun así ellos no se detuvieron ante esa "deriva peligrosa", siguieron adelante con el plan; por la sencilla razón de que esta "deriva peligrosa" era un resultado que el plan estaba persiguiendo y sembrando. Y estas intenciones evidentes de los cabecillas golpistas no pueden excusarlas ni blanquearlas de ninguna forma los cabecillas con sus "llamamientos a la no violencia". Trapero no le dijo a Puigdemont: "iba a comentarte que el referéndum puede provocar una deriva peligrosa, pero como veo que estás haciendo llamamientos a la no violencia, entonces me has convencido de que de verdad la violencia no entra en tus planes". Hasta Trapero avisó a los cabecillas golpistas del riesgo de violencia, demostrando con ello que todos se daban cuenta que los "llamamientos a la no violencia" solo eran paripé, teatro, victimismo, manipulación psicológica de las masas, y una forma de autoexculparse después y decir que ellos no tuvieron nada que ver.

Es mentira que el golpismo secesionista surgiera como consecuencia y reacción al asunto del tribunal constitucional con el Estatut de 2006. Fue exactamente al contrario: el Estatut anticonstitucional de 2006 fue consecuencia del golpismo secesionista. El Estatut anticonstitucional de 2006 era ya parte del plan golpista. El golpismo elaboró un Estatut que ya en sí mismo golpeaba y rompía con el orden constitucional español y con España. Cuando el tribunal constitucional hizo lo lógico, decir que ese Estatut era un golpe de constitución y de Estado, entonces el golpismo empezó a contarnos la película de que toda la movida secesionista golpista posterior fue consecuencia de lo que el tribunal constitucional le hizo al Estatut. Pero esto es solo un cuento. El Estatut golpista era precisamente una de las primeras medidas del plan golpista.

menéame