EDICIóN GENERAL

Investigación entre 2.500 trabajadores de Iveco: un año de cárcel por enviar el video sexual de Verónica

#211 Que salía acostándose con un compañero del trabajo, que por casualidades de la vida, no era su marido.

La vergüenza también puede ser un factor, pero espero que no sea tan determinante.

De todos modos, en ambos casos, la verdadera culpa la tiene nuestra percepción social del sexo.

Si difundieran un vídeo tuyo sacándote un moco tampoco te gustaría, pero dudo mucho que nadie se suicidase por eso.

menéame