EDICIóN GENERAL

Investigación entre 2.500 trabajadores de Iveco: un año de cárcel por enviar el video sexual de Verónica

#18 Follar, por muy natural que sea, pertenece a la intimidad. A nadie le gustaría que rulara un vídeo suyo cagando, y lo hacemos todos. Es cierto que el sexo tiene un plus de morbo y el estigma será mayor. Pero un día será follar y otro día meterse una raya.

La cuestión es que al difundir cualquier material privado de alguien sin su consentimiento, estás violando su intimidad y por tanto haciendo un daño. Concienciar de esto es más fácil que cambiar la hipocresía de la sociedad.

menéame