EDICIóN GENERAL

Los sindicatos estallan contra la "xenófoba" promesa de Unidas Podemos sobre empleo público

#105 El funcionario no puede usar el idioma que quiera, sino el idioma que quiera el administrado.

El problema no es ese. El problema es que eso debe afectar a todos los funcionarios.

Alguien entra a una oficina administrativa y le dan un número de puesto. No tiene derecho a que le atiendan en los demás puestos, pero sí a que le atiendan en el idioma cooficial.

Ahí sí que veo el trasfondo, que no es otro que el de evitar funcionarios no nativos.

menéame