EDICIóN GENERAL

Un niño de 11 años, víctima de acoso escolar, se lanza por una ventana en Mislata

Me hace gracia que en estas situaciones todo el mundo se pone de perfil hasta que llega la desgracia, y luego todo el mundo se lamenta y nadie sabe cómo se ha llegado hasta ahí.

No sé si en otros países es así, supongo que sí. Tengo la sensación de que la desconsideración, la falta de empatía y la desconsideración son el mayor pecado de la humanidad del siglo XXI (y quizá de los anteriores también).

menéame