EDICIóN GENERAL

Un niño de 11 años, víctima de acoso escolar, se lanza por una ventana en Mislata

"Se tomaron las medidas..." una manera fina de decir "no tenemos ni guarra idea -ni nos importa- lo que pasa en el centro más allá de soltar la chapa y corregir los ejercicios CON el libro del maestro, pero nos tapamos la mar de bien unos a otros, ahora que ya nos están moviendo la silla y ya no se puede decir simplemente que son "cosas de críos".

No dudo que ahora todo el cuerpo lectivo-estudiantil dirá lo mucho que lo siente y saldrán en las noticias abrazándose y llorando, y pondrán pancartas que digan "recupérate pronto, todos somos Pepito, te queremos", flores y peluchitos. Y los profes dirán que no tienen medios, que no tienen autoridad, que tienen muchos niños por clase. Y claro está, también saldrá alguno a decir que los niños hoy son muy blanditos, que de toda la vida se han metido con el gordo, o el gafas, o el tal... y nadie se traumatizada ni se tiraba por una ventana, hoy es que somos muy blanditos. Mientras tanto, otros chiquillos como éste, ven que su caso no tiene más solución que esta, o llevarse a clase el martillo del abuelo y estampanarlo contra la cara del primer "gracioso" que cree que tiene mucha chispa martirizando a un niño como él. Y los padres de los "angelitos" seguirán justificando la actuación de los mismos, y los imbéciles de los psicólogos seguirán diciendo que la culpa es del acosado, que no se integra, que no se comunica, que es raro y que no puede ser que le guste -por un ejemplo- hacer puzzles o leer, tiene que gustarle el fútbol como a sus compañeros, vaya a ser que haya nadie distinto de la maldita masa.

Cúrate, chaval. Vuelve con la cabeza bien alta y si alguien intenta hacértela bajar, recuerda lo que dicen los enanos: "si su cabeza está más alta que tus manos, la tuya está justo en su entrepierna".
#3 si ha tenido cojones de tirarse por la ventana los tiene para coger el martillo del abuelo, ánimo
#3 Y claro está, también saldrá alguno a decir que los niños hoy son muy blanditos, que de toda la vida se han metido con el gordo, o el gafas, o el tal... y nadie se traumatizada ni se tiraba por una ventana, hoy es que somos muy blanditos.

Sé que es un pensamiento horrible, pero la verdad siendo honestos tengo que decir que yo no puedo evitar tenerlo a veces. Porque no sé si es que la gravedad de los abusos ha aumentado. o si es la autoestima lo que ha bajado, en cualquier caso está claro que la situación ha cambiado con los años, porque antes no habían tantos casos.
#62 Realmente no había tantos casos o es que no salían publicados y no nos enterábamos?
#62 Ahora hay más concienciación e información, por lo que salen más noticias de estas. No ayuda que ahora con las redes sociales el acoso es 24/7 y no solo en el colegio.
#3 ¿Lo de que todo sea realmente una exageración del niño no se te ha pasado por la cabeza no?

Si lo de creer a las del metoo al 100% no está bien esto tampoco tendría porqué ser así.
#91 ¿Y por una exageración, se tira por una ventana...? Un poco exagerada la exageración, ¿no te parece?
#94 Los cementerios están llenos de gente que se sucidó por cosas que a otros les parecían tonterías.
#3 Hay bastantes más datos en el Diario Información:
www.diarioinformacion.com/sucesos/2019/05/15/nino-11-anos-lanza-ventan

El párrafo final es bastante revelador de cómo el centro ha manejado el caso:

la Conselleria de Educación ha confirmado que «desde principios de abril», la Unidad de Atención e Intervención de València del Previ (Pla de Prevenció de la Violència i Promoció de la Convivència) activó una actuación de acompañamiento por el caso de Álex, en el que ha intervenido el equipo directivo, la inspección educativa, la tutora, el orientador del centro y los expertos de la unidad. «Se establecieron unas pautas y protocolos de intervención por este caso. En todo momento se ha hecho seguimiento por parte de la unidad del Previ y de los responsables del centro para tratar este caso concreto», explican. Ante la pregunta de si la activación del Previ fue antes o después de la noche del 7 de abril, la conselleria afirma que con anterioridad a esa fecha «ya estaba activado el protocolo para actuar en su clase». Por ello, puntualizan que el incidente no ocurrió en el centro educativo, y que fue tras su conocimiento cuando se decidió activar la Unidad de Atención.

No se activó el plan de prevención de violencia hasta que el chaval no intentó suicidarse. Es que manda huevos. :ffu:

menéame