EDICIóN GENERAL

HP, o del servicio de atención al cliente como herramienta corporativa para abusar del consumidor

Qué tristeza más grande, ver cómo pierde clientes por su nefasta garantía. Tuvo su época dorada dónde podías confiar ciegamente en la marca. Ahora yo no la recomendaría ni a mí peor enemigo. También recuerdo que tuve un problema hace unos años en un portátil de HP y el transportista de UPS que vino a recogerlo trajo una caja perfectamente preparada para su transporte. Qué cosas cómo van cambiando algunas empresas y decayendo...

menéame