EDICIóN GENERAL

Pablo Casado diciéndole a Santiago Abascal que ha estado cobrando de “chiringuitos y mamandurria” de Esperanza

Momento palomitas. Se tiran los trastos y se adivina una escena de acción. Aunque no veo como un tipo acorbatado como Casado puede enfrentarse a un señor de pelo en pecho y a caballo como Abascal. ¿Y en toda esta historia donde está Rivera? Con Rivera, sí ...la cosa tendría su jugo...de naranja.

menéame