EDICIóN GENERAL

Amenazados por piratear: les piden hasta 1000 euros por descargar películas y series

#13 Yo hubiera aplicado el derecho de admisión a semejante individuo.
#15 una vez estaba trabajando en una caseta de feria y un señor de la sgae se presentó cuando la caseta estaba vacía y me dijo que iba a pasar a ver los cd's. Le dije que si intentaba pasar sin venir acompañado por la policía se podía llevar un golpe. No se supo más.
#15 El derecho de admisión no se puede aplicar arbitrariamente. Está restringido a cosas concretas (como ir bebido, falta de higiene y tal), y los motivos deben estar expuestos a la vista.
#46 Pero es que en interior de una caseta no es un lugar público, igual que tampoco le permitirías la entrada detrás de la barra de tu bar, a la cocina de tu restaurante, a la oficina de tu taller... no es un inspector del estado (que si tiene un rango de autoridad), es un desgraciado de una entidad privada con un trabajo similar a un comercial de los que te estafan con cambio de compañía eléctrica, que lo único que puede hacer es dar la información de haber visto cosas ilegales para que se tramiten por los abogados.

Un tipejo de SGAE o de CEDRO tiene tanta autoridad para entrar la zona de gestión de tu negocio como el vecino del 4º. Todas esas "sociedades" son entidades PRIVADAS que se han arrogado la representación de los derechos de copyrigth, pero no tienen ninguna autoridad como "inspectores".

Si me llega uno, ya puede venir con la policía y una orden judicial antes de intentar entrar a mi oficina, por que yo le puedo dar dos ostias y denunciarle por intento de asalto.
#57 Efectivamente, nadie de la calle puede entrar a mi negocio si yo no quiero, salvo las partes públicas a las que puede entrar quien quiera. Lo que yo decía es que el derecho de admisión aquí no tiene nada que ver.
#46 Yo creo que el acceso a un establecimiento está condicionado al uso al que el propietario lo destina. Por ejemplo, yo no puedo ir a una biblioteca a hacer una tertulia con mis amigos o a un restaurante a realizar ventas a sus clientes, o a una oficina bancaria a dar un discurso. Por tanto, si el representante de Cedro no acudía a la academia a recibir clases, que es el uso al que su propietario la destina, claro que puede ser amablemente invitado a abandonar el local, independientemente del derecho de admisión.
#61 Correcto. El derecho de admisión es privado y depende de lo que cada propietario decida. No como dice #46

menéame