EDICIóN GENERAL

El Supremo anula el despido de un cartero condenado por robar tarjetas de crédito enviadas por correo

¿Y a este cabrón hay que indemnizarle encima? Aquí algo no funciona.
#4 De momento parece que el departamento legal de correos a la hora de asegurar las condenas.

"la sentencia penal le privaba solo "de la condición de cartero" que, según la Real Academia Española de la lengua, comprende única y exclusivamente "repartir las cartas del correo", pero no para "cuantas otras funciones correspondan a la Escala Auxiliar Postal y de Telecomunicaciones"

"También por la vía contencioso-administrativo, el letrado ha logrado hasta ahora anular dos sanciones por faltas "muy graves" que impuso Correos a su defendido tras la sentencia penal (...) Esas sanciones, asegura, las anuló el TSJ de Castilla y León "porque entendió que si estaba condenado por vía penal no se le podía condenar dos veces por los mismos hechos".
#7 yo tengo una sancion "muy grave" que se invento la jefa de carteria por que le caia mal y desde hace casi 10 años que no puedo pisar correos, no me dejan ni volver a la bolsa de empleo. Es una puta mafia.
#18 que hiciste ?
#30 segun ella amenazarla de muerte, cuando era ella la que me jodia la vida con acoso laboral, estube casi 1 año de baja por depresion y casi me suicido por su culpa. Los sindicatos mirando para otro lado y yo con ataques de panico y ansiedad cada vez que iba a trabajar por su culpa.
#40 eso ya lo tengo superado desde hace años
#4 Se le podría pagar con tortas.
#4 Sí, que tenemos unos políticos que hacen lo mismo y como ellos se cubren las espaldas dan opción a que otros hagan lo mismo.
#4 Es más, le vamos a pagar más pensión hasta que palme, entre todos, como premio a sus acciones.
Si es que los funcis son intocables. :palm:
#4 Solo no tiene sentido si ves la ley. Si ves lo que hay abajo, sus amiguetes, el dinero sucio que ha utilizado para pagar abogados y compinches, los chantajes que tiene a su mano un cartero sin ética como este, ya tiene mas sentido.
#4 se llama administración pública

menéame