EDICIóN GENERAL

¡Que no pare la fiesta!

es un buen ejemplo del nivel periodístico que hay en este país.
#23. Hace años se me acercó un periodisca con una cámara de RTVE con intención de hacerme alguna pregunta y le dije que ni hablar, que él y los suyos representaban a lo peor de la clase política. No dijo ni mu, salió por patas.

menéame