EDICIóN GENERAL

El presidente de Ecuador acusa a Assange de "manchar las paredes de la embajada con sus heces fecales"

Incluso aunque su intención fuese desestabilizar gobiernos, y aunque su actitud en lo de Catalunya produjese tweets de vergüenza ajena, este hombre tiene derecho a decir lo que se le antoje; como todo cliente de bar. Aunque no tenga ninguna base y esté basado en informaciones como mínimo cuestionables, como en ese caso.

Otra cosa es que haya sido poco agradecido con el país que le dio asilo. Ese país puede tomar represalias o no. Ahí hay que andar con pies de plomo.

Toda persona tiene sus sombras. Lo de las heces, lo de limpiar lo del gato y el baño, lo de pagar las facturas médicas son chascarrillos divertidos de patio o bar, pero no nos atañen para evaluar el caso. Lo importante es lo que aportó con Wikileaks al ciudadano, lo que comprometió a algunos gobiernos y la relación y actos entre el periodista y estos.

menéame