EDICIóN GENERAL

El secuestro del Estado por la élite de la Administración

La hipótesis del artículo me parece muy interesante:
1. "Los problemas empiezan una vez aprobada la oposición. Porque el modelo administrativo español se rige por el principio de la libre designación".
2. "La libre designación significa que el ministro de turno no tiene ningún problema para nombrar a quien le dé la gana entre la plétora de amigos y compañeros de partido situados a partir del nivel 28 de la Administración".
3. "Como es obvio, el nombrado a dedo carece de la independencia necesaria para oponerse a cualquier arbitrariedad que, a través del correspondiente expediente, su jefe le pase a firma".
#11 interesante, y creo que acertado. Pero hay más: unas tasas de temporalidad impresionantes, funcionarios interinos, que acceden a puestos de responsabilidad para cortos periodos de tiempo (seis meses, dos años), y están con la espada de Damocles, pensando que pueden deshacerse de ellos si molestan (amortizar puestos...) o que, directamente, para el tiempo que les queda, no se meten, porque no tienen ni tiempo material.
Y ahí la respuesta: ¿quién es el principal interesado en que los funcionarios no sean personal fijo? El gobierno, sin duda. Así debilitas a quienes están en primera fila de combate, los primeros posibles opositores a que hagan lo que quieran, con preparación y recursos para valorar lo que ocurre.
Dicho esto, sigo trabajando, que acabo de empezar mi nuevo contrato de nueve meses y está feo mirar al móvil ;).
#21 Mas que interinos, lo que hay son empleados laborales en contrato temporal contratados a traves de empresas publicas. Los interinos tienen algunas protecciones similares a los funcionarios: entran por orden del bolsin, permanencia en el puesto hasta que se cubre el puesto, etc. Los laborales estan mucho mas expuestos ya que el proceso de selección y permanencia es discreccional de la empresa.
#27 Teóricamente sí, pero también hay interinos temporales por acumulación de tareas, personas cubriendo "interinidades" hasta que vuelve el titular... Con un poco de suerte, los interinos están en vacantes. Con menos suerte, van de un lado a otro. No me refiero a sociedades públicas, que están a otro nivel en todos los sentidos.

menéame