EDICIóN GENERAL

Los límites de La Resistencia: la trampa en la que ha caído Movistar que acorrala a Broncano

#29 en mi opinión de todo se puede hacer broma -luego serán buenas o de mal gusto/malas-, lo único que separa una broma de una ofensa/insulto es el contexto en el lugar y el tiempo y de ahí se deriva la intención del emisor: cualquier cosa descontextualizada -ya no sólo el humor- pierde su sentido o es muy fácil desvirtuarlo.

eso no significa que no exista la ofensa o la intención de hacer daño de verdad, y eso ocurre cuando no es justificable el contexto o la intención pero eso ya no es humor:
un chiste sobre la relación de hitler (hola godwin) y el gas es justificable en un programa de humor y cuestionable en un evento político de un partido de extrema derecha, por ejemplo.

el artículo lo explica bastante bien:

El problema surge cuando las redes sociales fragmentan ese humor y lo sacan de su contexto como ofensa. Entonces, no siempre se entiende lo que sucede en un hábitat con unas circunstancias. Porque el verdadero límite del humor está en la complicidad que genera cada programa con su público. Fuera de su contexto, troceado, esa complicidad se desvirtúa. Y, entonces, puede indignar de forma extrema.

de lo que habla el artículo y de lo que va la resistencia no es para nada comparable a lo que tú estás proponiendo como ejemplo, de ahí mi insistencia en la intención del emisor de la broma, que difícilmente se puede saber sin conocer el contexto, lugar y tiempo.

menéame