EDICIóN GENERAL

“La gramática no tiene sexo, no es ni incluyente ni excluyente”: Concepción Company

#3 Los únicos que tienen derecho a decirme como hablar son mis padres y mis profesores, que para algo son los que me transmitieron su lengua. No unas locas con el pelo azul.

menéame