EDICIóN GENERAL

Suárez Illana, sobre el aborto: "Tienen que decidir si quieren ser madres de un niño vivo o muerto"

#14

NO.

- El médico podrá dejar morir al bebé si sobrevive al aborto. En su artículo 3, la nueva ley elimina toda la sección 4164 de la Ley de Salud Pública de Nueva York, relativa a los casos en los que un bebé sobrevive a un aborto.

- Permite matar al hijo por nacer hasta el mismo momento del nacimiento. En su artículo 6, la nueva ley modifica el artículo 125 de la Ley Penal de Nueva York, despenalizando el homicidio de un hijo por nacer una vez pasada la semana 24ª de embarazo. Es decir, que esta nueva ley permite matar a un hijo por nacer hasta el mismo momento del nacimiento. No se precisa ningún tipo de plazo. De hecho, a diferencia de otras leyes que prevén ciertos plazos o condiciones para abortar, esta reforma parece creada para borrar toda referencia al aborto de las leyes de ese estado, hasta el punto de desproteger a la madre en casos de abortos forzados y dejarla indefensa ante médicos abortistas negligentes. De hecho, parece una ley creada para proteger las espaldas de los influyentes grupos abortistas estadounidenses, incluso en casos de mala praxis.

- Despenaliza provocarle un aborto a una mujer contra su voluntad. Los artículo del 5, 6 y 7 de la nueva ley suprimen toda referencia al aborto en el artículo 125 de la Ley Penal de Nueva York, ya sea a voluntad de la propia mujer o en contra de ella. De hecho, el artículo 5 suprime incluso el artículo 125.60 de la citada Ley Penal, que castigaba la distribución de artículos abortivos para obtener el aborto espontáneo de una mujer. El artículo 7-a de la nueva ley deroga, así mismo, las subdivisiones 2 y 3 del artículo 125.05 de la Ley Penal de Nueva York. La subdivisión 2 define el acto de aborto como la administración de drogas o el uso de cualquier otro método “con la intención de causar un aborto involuntario de esa mujer”. En resumen: esta ley despenaliza provocarle el aborto a una madre en contra de su voluntad. Despenaliza el aborto forzado.

menéame