EDICIóN GENERAL

Este ilustrativo gráfico muestra cómo ha cambiado el mercado de la vivienda entre los jóvenes en la última década

#6 También hay que tener en cuenta que la realidad global ha cambiado desde el 78.

Vivimos en un mundo cuya economía está completamente globalizada pero donde la política está relegada a un plano local. Insostenible.

Y se ha asumido (o nos han hecho asumir) que el poder real lo tiene el mercado y la economía. Durante la crisis nos volvimos todos un "expertos" en economía y todos los días las noticias giraban en torno a los mercados y la prima de riesgo lo que reforzó nuestra idea del poder económico relegando otras cuestiones sociales o colectivistas a un segundo plano reduciendo el concepto de crecimiento económico a una mera cuestión de números personalizando un estado e importando el porcentaje de población que esos números representaban.

Me parece completamente predecible, que no correcto, que al volverse la política local una herramienta que nada puede hacer contra políticas económicas globales se la haya relegado a batallar cuestiones sociales que muchos creen que no son "lo que toca ahora" y que la corrupción sea fomentada. Los políticos son una representación del pueblo, son nuestro espejo, y si entendemos que el dinero es un poderoso elemento coaccionador (mucho más que la fuerza física) tampoco nos rasguemos las vestiduras atacando al político (que por supuesto no está carente de crítica y condena) pero pongamos el foco de una vez en la persona, las personas, entidad o entidades que ejercen la coacción (las empresas o potentados) porque con unos se es mucho más laxo en cuanto la crítica ya que como ya he dicho entendemos esa coacción como algo "natural". Estamos adoctrinados en ese sentido. Les pedimos a los políticos que sean superhéroes cuando lo son ni deben serlo.

Evidentemente algo se puede hacer. Se han visto mejoras en algunas comunidades con políticas adecuadas pero sigue siendo dentro de un contexto de gestión "de lo que hay". Es poner un bote más eficiente que otro para tapar una gotera cuando hay que arreglar el tejado.

Además de que es una pescadilla que se muerde la cola. Cuanto más falla la política más individualistas nos volvemos y más poder damos aún al plano económico.

Insostenible. Va a reventar y ya se verá hacia donde cambiamos.
#52 Si como bien dices, el problema es aún la política local, está claro cual es la solución, un estado liberal. Reducir el poder político, liberalizar sectores controlados por políticos.
#85 Soluciones hay varias y según la tendencia ideológica de cada una puede gustar más una que otra.

La que tú dices puede ser una solución y otra puede ser crear un órgano político supranacional con competencias sólidas y de participación global.

Otras soluciones también cabrían como cerrarle las puertas a la globalización con fuertes aranceles o políticas que impidan consumir productos fabricados vulnerando los derechos del propio país etc.

menéame