EDICIóN GENERAL

Nudismo a punta de escopeta

En mis tiempos de bici de montaña acabé bastante harto de los "oye, que esto es una finca privada, fuera de aquí que estamos cazando". Mi respuesta solía ser "así que estáis cazando a menos de 100m de un camino público que es por donde yo voy... entiendo... dejad que llamo a la GC, que he visto una patrulla 2Km más abajo, y que nos aclaren ellos". Mano de santo.

#7 algo así nos pasó hace tiempo, pero en bici. Un imbécil de esos con escopeta amenazando con pegarnos un tiro... uno de los del grupo era (es) policía nacional. El imbécil creo que aún hoy se está arrepintiendo de ser tan payaso.
#11 Es que este tipo de actuaciones, así como de acosadores sólo se soluciona con gente de paisano que pille in fraganti al personaje de turno. Es muy difícil denunciar a alguien que te ha tocado el culo o te ha amenazado sin pruebas, testigos, etc. Eso sí, esto costaría dinero y los políticos no están dispuestos a eso, "que se jodan" los ciudadanos de bien
#2 sabes que estos jamás andan por el monte.....

Los coches suelen estar cerca y como están ocupados en sus cosas....con un simple dedo o herramienta les jodes su día del asesinato #3 #14 #11
#169 #170 Como he dicho en otro comentario, en según que pueblos la ley es de las familias bien. Como asomes por el cuartel siquiera con una mala palabra de alguna gente, no has salido por la puerta cuando te están montando la de Dios es Cristo.
#179 por esa misma razón no queda más cojones que tomarte la justicia por tu mano, deleznable, por supuesto, por eso no se puede hacer daño a las personas si no a sus bienes....
Y no te he dicho nada de la gc, que normalmente son los que los protegen
#188 Hay más años que longanizas y tahullas de tierra que piedras. Al señor Guardia Civil por el que me tuve que ir de vivir donde me he criado, le cortaron a serrucho en una noche 6.000 árboles en plantón recién puestos.

Y podría contar anécdotas de este y otros que han pasado por mi pueblo y cercanías... A un conocido mío camello (Quieras o no al ser de pueblo conoces alguno) lo paró uno de estos de verde para cachearlo y el menudeante de pollos ni corto ni perezoso le enseñó el whatsapp que le había enviado la clienta. Se le dio la vuelta hasta al tricornio, era la mujer del picoleto.

Unos perseguidos y acojonados por haber sido algo gamberros de jóvenes, y los que realmente eran unos hijos de puta de cuidado, de pistoleros. Así está la cosa.
#7 #11
Moraleja: si quieres hacer cualquier cosa mejor con un miembro de los cuerpos de seguridad del estado en el grupo.
#11 ¡Viva el karma!

menéame