EDICIóN GENERAL

Ginebra prohíbe a funcionarios y cargos públicos exhibir símbolos religiosos

Esto me ha hecho recordar el caso de la chica musulmana a quien le negaron la nacionalidad francesa tras cumplir todos los requisitos y superar el cuestionario de nacionalización, porque al terminar se negó a darle la mano al prefecto, hecho igualmente necesario y oficial, debido a que su religión lo prohíbe: "Los franceses damos la mano".

menéame