EDICIóN GENERAL

27.000 euros de multa por lesionar un niño a una mujer jugando a la pelota

#19 Y cuando entraba en el campo de acción alguien ajeno al juego parábamos todos.
Qué afrancesados. Nosotros no parábamos ni cuando pasaba un tractor xD
#20 En el mismo recinto igual coincidían cuatro o cinco partidos de fútbol a la vez, allí no había sitio para tractores. Lo difícil era no llevarte por delante la pelota de otro partido.

De hecho el caos era tal que llegamos a perfeccionar el deporte y prescindir de las porterías. Le lanzabas la pelota con toda tu mala hostia a quien le tuvieras manía y ya está. Los moretones eran épicos.

El culmen de la diversión llegó cuando, hartos de ir a buscar la pelota al quinto coño, añadimos la norma de que quien la lanzara fuera del campo se ganaba instantáneamente una lluvia de collejas. Eso le dio toda una nueva dimensión al deporte, porque no sólo podías poner morado a pelotazos a quien te cayese mal, sino que si además lo hacías con cierta habilidad la pelota rebotaba y se iba fuera, y le hinchabas a collejas.

Ahora, como el tío fuese ágil y la esquivara, la pelota iba igualmente fuera pero el último en tocarla habías sido tú. La sensación de decenas de manos peinándote a hostias era cósmica, te hacía sentir vivo.

A menudo esa diversión venía precedida por un fútil intento de huida y una alegre pero breve persecución, antes de que cuarenta o cincuenta morlacos a la carrera rodearan a la víctima con cara de no haber comido en cinco semanas.

¿Te sigue pareciendo afrancesado?
#65 No nos cuentes tu vida y tus complejos, querubín, que tú hayas vivido esas cosas no interesa a nadie.

Por cierto, en #27 puedes leer que no necesitábamos porteros, éramos algo más brutales. Anda que no hubieras recibido tú en mi mundo, cariño. xD
#78 ¿Aún lloriqueando por tus traumas infantiles, cariño? :hug:
#212 Pero si eres tú quien se ha puesto a proyectar y a contar las humillaciones que te hacían de niño, so payaso. xD ¿Sufres algún tipo de esquizofrenia?
#66 En #27 puedes leer que nosotros teníamos bastante poca piedad entre los que jugábamos. xD Pero lo de no atropellar a cualquiera que pase es elemental, tengas la edad que tengas.

#86 Completamente de acuerdo. De pequeño puedes ser un monstruito salvaje, pero tener cuidado de no dañar a los demás es educación elemental, una noción social básica, y no hay excusa ninguna para no respetarla.

Por aquí en cambio parece que hay gente que cree que los niños tienen licencia para molestar y herir a la gente, vete a saber por qué. Como si ser niño y ser un puto cafre fuesen sinónimos. Eso no tiene ningún sentido ni lógica.
#124 ¿En serio estás comparando este suceso con lances de partidos profesionales? :palm: ¿De verdad ves normal que en un partido se hiera a los que no juegan o a personas que simplemente pasan por ahí?

No sé si en tu generación seréis unos cafres sin socializar, pero en la mía cuando pasaba alguien ajeno al juego parábamos todos. Y mira que jugábamos bestia (puedes leerlo en #27).
#156 Que tu pueblo esté lleno de cafres y padres irresponsables tampoco va a hacer que eso sea normal.

Por cierto, yo jugaba a cosas bastante más salvajes que tú (puedes leerlo en #27), pero cuando pasaba alguien ajeno al juego parábamos todos. La noción de no dañar a los demás forma parte de la educación social más básica desde que dejamos de ser bebés.

En serio alucino viendo cómo algunos intentáis justificar o incluso pintar de normalidad que los críos le rompan los huesos a la gente. :palm: Eso no tiene nada de normal, por muy crío que seas.
#172 Lo siento, pero no. Estás haciendo una reducción al absurdo.
Siguiendo tu regla de tres los niños no puedes jugar en ninguna parte. Ah, sí, en zonas delimitadas. Lo de siempre. Eso, en la práctica, es no poder salir a la calle a jugar. Y de nuevo, lo de siempre: dale un teléfono o un Fortnite y se acaba el problema. Así vamos.
#239 Todo lo que acabas de escribir te lo has sacado tú de los huevos, nada de eso se desprende de mi comentario. Yo he dicho que para jugar basta con educación y tener dos ojos.

Encima haces una reducción al absurdo de lo más idiota y pretendes que la he hecho yo. Tú eres muy tonto, chaval.

Si quieres hablar de tu libro en plan abuelo sabihondo, ahórrate poner en mi boca estupideces que sólo estás diciendo tú. O mejor ni me cites, mendrugo.
#256 Un niño estaba jugando al fútbol en una plaza y un accidente que ha resultado en una señora que se ha hecho daño. No hay mucho más, creo. Ahora resulta que se monta la marimorena y gente como tú viene con que hay que tener ojos, que si normalizamos tener cafres sueltos o romperle huesos a la gente. Eso es tu relación al absurdo, la tuya, no la mía. Solo ha habido un crío despistado jugando a la pelota que ha chocado con una señora, con la mala suerte de que la ha tirado y se ha roto un hueso.
Por cierto, tiene su gracia que vengas dando lecciones en un post lleno de insultos.
#259Solo ha habido un crío despistado jugando a la pelota que ha chocado con una señora”.

Es una forma de verlo. Otra forma es ”un imbécil que no mira por dónde va destroza a una anciana”, que se ajusta mucho más la realidad, tanto por la causa como por el resultado.

Y como asumo que el niño tiene dos ojos en la parte frontal de la cabeza, la responsabilidad recae sobre la educación que ha recibido, que por lo visto no incluye mirar por dónde va cuando corre tras una pelota en una calle transitada.

P.D.: Si no quieres que te respondan mal no hagas algo tan idiota como inventarte gilipolleces y ponerlas en boca ajena para así tener algo que rebatir. La película que te has montado en tu anterior comentario para hacerte el moralmente superior ha sido de capullo integral, así que a mí no me llores.
#27 Cuatro o cinco partidos a la vez y ningún choque. Claro, claro.

Mucho no habrás jugado al fútbol, si no entiendes que se puede chocar contra otro por ir mirando a la pelota. Los futbolistas profesionales deben ser muy torpes, porque esas acciones están a la orden del día en cualquier partido.

Nos ha jodido el ninja futbolista.
#281 Yo no he dicho que nunca chocáramos entre nosotros, mandril. Lo que he dicho es que nunca fue atropellado nadie ajeno al juego. Jamás. Sencillamente porque teníamos sentido común y ante ese peligro parábamos todos.

Eso de inventarse lo que ha dicho el otro para rebatirlo es muy tonto, ¿no te lo han dicho?

Y en este incidente no estamos hablando de futbolistas profesionales. Ni siquiera de fútbol. Sólo de un crío con una pelota, pedazo de cuñao.
#283 Que sí hombre, que sí. Cuatro o cinco partidos a la vez y si a algún incauto le daba por cruzar por el medio, parábais todos inmediatamente.
Por cierto, el principio de chocar con otra persona por ir mirando el balón y no verla, es el mismo, independientemente de que esa persona también este jugando o solo pasara por allí.

Ahora cuéntanos qué jugábais a daros pelotazos, pero jamás le disteis a nadie ajeno al juego.

Castillos no habrá, pero fantasmas...
#289 Busca la definición de recinto, payaso. :shit: ¿Pero tú qué crees, que íbamos a jugar a los pelotazos en medio de la iglesia o qué?

Parece que a algunos no os falta sólo educación social y respeto por la vida humana, sino que directamente os falta la inteligencia.
#290 Recinto:
Espacio, generalmente cerrado, comprendido dentro de ciertos límites.


Lo curioso es que en un recinto se estén jugando cuatro o cinco partidos a la vez, en plan cafre (como tú mismo dices), y haya gente cruzando de un lado a otro (sabe Dios para ir a dónde o por qué no usan las calles). Por si fuera poco, absolutamente todos los niños detectan al viandante, nada más poner un pie en dicho recinto, paran los cuatro o cinco partidos a la vez y se quedan a la espera de que el peatón cruce.

Lo de dar lecciones de educación social y respeto por la vida humana, así como de inteligencia, ¿lo hacíais antes o después de moleros a pelotazos y a collejas (que, siendo como sois, tan educaditos, no pasarían de suaves caricias)?

A ver si va a resultar que sois robots y no lo sabéis.

menéame