EDICIóN GENERAL

El PP difunde un vídeo supuestamente humorístico en el que un niño desea la muerte de Pedro Sánchez

¿En qué cabeza de botarate cabe que un chiste para contar entre amigotes de la cuerda puede servir de guion para un vídeo público? ¿Se han perdido ya por completo las formas y el sentido común?

Ni la faltada de Dani Mateo con la bandera ni la gilipollez de mal gusto esta deberían ser materia penal. Excepto en una sociedad de gilipollas y meapilas.

El anuncio de Campofrío tiene mucha razón. Los chistes, los gags, buenos o malos, se están convirtiendo en artículo de lujo.

menéame