EDICIóN GENERAL

Dos años de cárcel por meter a una niña de cuatro años en una bañera de agua hirviendo

A veces la justicia es taaaaaannnn suave.

Alguna vez me ha caído algunas gotas de agua hirviendo en los brazos, alguna vez un muy pequeño volumen de agua hirviendo en un dedo, que inmediatamente después pongo en agua fría. Puedo imaginar lo que sintió la niña, pero sé que no importa lo que imagine, va mucho más allá de mi imaginación.

Una niña, con una buena parte de su cuerpo sumergida en agua hirviendo, donde nel agua le quema, no como si te cayera en el antebrazo, sino que sigue quemándote penetrando tu cuerpo mientras estés sumergido y más allá de que salgas. Luego inmensos dolores muchas semanas después del evento. Horroroso. Incluso más horroroso que la sentencia de dos años.

Justicia injusta.

menéame