EDICIóN GENERAL

Reunión del Ministerio de Educación con la Iglesia católica, para reafirmar que la religión seguirá en la escuela

En mi clase de EGB éramos dos los que no hacíamos religión. Esperábamos en el pasillo sentados. Con nuestras fotocopias de Son Goku o revisando juntos relatos de HP Lovecraft y artbooks de H.R Giger. Éramos el anticristo. Aprendí más cultura con aquel amigo en aquel banco que mis compañeros que se tragaban la historia del zombie espacial.
Pero fue cosa nuestra. El sistema nos dejó de lado.

menéame