EDICIóN GENERAL

Dos detalles sobre la Constitución que la definen en un momento político especialmente sensible

Los hay que dicen se necesita una reforma constitucional , otros le llaman un nuevo contrato social. En efecto, han pasado 40 años y hemos progresado, pero ha sido sobre todo económicamente , lo que pasa que esa riqueza generada se ha repartido mal. Hay una enorme bolsa de desigualdad.
Todos los agentes sociales deben hacer un esfuerzo de gran generosidad y llegar a pactos de gran calado.
España ahora mismo está creciendo en términos de PIB por encima del 2% este año y el que viene, deberíamos aprovechar para hacer un pacto salarial en el sector privado de gran envergadura y enorme generosidad por parte de la élite empresarial. Debo decir que ya hay empresas que llaman a los profesionales que ya ocupan un puesto ofreciendo mayor renta y beneficios sociales. Si se logra ese superávit de renta generará empleo y recaudará más tributo para políticas sociales. Los políticos de los ayuntamientos deben actuar con gran generosidad y profesión en canalizar sus recursos públicos en proveer vivienda de.alquiler asequible en sus áreas metropolitanas no en los centros de grandes urbes y turísticos porque allí nunca habrá vivienda asequible .
#9 Los políticos de los ayuntamientos deben actuar con gran generosidad y profesión en canalizar sus recursos públicos en proveer vivienda de.alquiler asequible en sus áreas metropolitanas no en los centros de grandes urbes y turísticos porque allí nunca habrá vivienda asequible .

Yo me contentaría con que "los políticos de los ayuntamientos" no pudiesen vender las viviendas de protección social que se construyeron (y se construyan) con el dinero de los impuestos de todos los ciudadanos de ese ayuntamiento y/o con el dinero que provenga de otros impuestos de carácter regional, nacional o de instituciones supranacionales (como la UE).

Pero como no se puede depositar confianza alguna en la mayor parte de esos políticos; es necesario (imprescindible) que la imposibilidad de vender ese tipo de propiedades (así como hospitales, escuelas y universidades públicas); figure en una ley estatal que, además, esté anclada en ese derecho constitucional (no fundamental) al que se refiere el redactor del artículo que comentamos.

menéame