EDICIóN GENERAL

La caída del ‘conde Pocoyó’: “Ahora vivo en Vallecas de la caridad de mis hermanos”

Ha perdido la confianza de la mayoría de sus amigos y de muchos de sus parientes cercanos, en ocasiones con pleitos de por medio. Su pedigrí, el mismo que le permitió compartir mantel con el presidente José María Aznar en Becerril durante los años dorados del aznarismo, ya no da más de sí, ni le abre a estas alturas puerta alguna. Se ha convertido en un apestado en casi todos los despachos, agotando el crédito reputacional de sus cinco títulos nobiliarios (dos veces grande de España: conde de Floridablanca y marqués de Aldama).

Juntandose con gentuza de semejante calaña...

menéame