EDICIóN GENERAL

Jordan B. Peterson: "Los que querían destruirme me han hecho triunfar"

#74 Pinker es demasiado optimista y Harris monta un perfecto castillo en el aire. La lógica del racionalismo científico, por sí sola, no puede sustentar un sistema moral. Se escurre todo por el hueco del nihilismo y la psicopatía.
#122 Los dioses no nos hicieron a su semejanza, fuimos nosotros los que hicimos a los dioses a nuestra imágen, para luego hacer creer que de ellos provenía un código de comportamiento que en realidad era el nuestro. Ya sabemos que los dioses no existen, así que simplemente nos vamos a ahorrar un paso, ya la moral la vamos a seguir inventando nosotros exactamente igual que antes.

Una vez los dioses dejan de existir, sólo queda la razón y la lógica para sustentar un sistema moral. Y eso es lo que se aplica todos los días a la hora de legislar: una base moral basada en la racionalidad.
#132 Crítica de Jung a Nietzsche en cuanto a crear nuestros propios valores -> no somos una tabula rasa, venimos de la naturaleza. Los dioses sí nos preceden, tenemos un bagaje en todos los ámbitos, desde el biológico hasta el intelectual (mediado por la emoción). Y el origen del acto es la motivación, y esta no es racional. Pensar que somos lógica en un vacío es cegarnos para intentar ver.
#145 Jung puede decir lo que le de la gana. No es cuestión de decir si somos o no una tabula rasa, sino de demostrarlo. Cualquiera puede decir cualquier cosa. La cuestión es demostrar lo que somos. Jung, como Freud, jamás demostró ninguna de sus afirmaciones novedosas, y posteriormente tampoco nadie ha sido capaz de demostrar la realidad de sus afirmaciones. Así no se avanza en el conocimiento, sino en la superchería.
#151 El concepto tabula rasa está más que descatalogado (hola neurociencia!) en todas las disciplinas científicas serias a estas alturas. Aparte de que, de nuevo, un sistema moral necesita no sólo racionalidad sino motivación y emoción.
#154 Sí, lo está. Y por ello yo aconsejo a la gente interesada en el tema que lea a Pinker, que le demostrará que el ser humano no nace como una hoja en blanco, en vez de leer a Jung, que no le demostrará nada y solo leerá ocurrencias a cada cual más descabellada.

menéame