EDICIóN GENERAL

Cristianos filipinos se disculpan ante la comunidad LGTB durante el Orgullo Filipino [ENG]

#41 Te entiendo, pero no creo que lo de «amar al prójimo como a sí mismo» (Mateo 22:39) sea el mensaje esencial de Jesús. Es un pasaje bienintencionado al que la propaganda católica ha dado popularidad para mejorar la imagen de su profeta, pero muchos otros nos pintan un retrato muy diferente de él. Por ejemplo, en Mateo 10:34-36 «No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada. Porque he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra; y los enemigos del hombre serán los de su casa». O Lucas 12:49-53: «Fuego vine a echar en la tierra; ¿y qué quiero, si ya se ha encendido? De un bautismo tengo que ser bautizado; y ¡cómo me angustio hasta que se cumpla! ¿Pensáis que he venido para dar paz en la tierra? Os digo: No, sino disensión. Porque de aquí en adelante, cinco en una familia estarán divididos, tres contra dos, y dos contra tres. Estará dividido el padre contra el hijo, y el hijo contra el padre; la madre contra la hija, y la hija contra la madre; la suegra contra su nuera, y la nuera contra su suegra». Por no mencionar su violencia, mencionada en los cuatro evangelios, cuando echó a los mercaderes del templo (necesarios para los ritos de purificación y con premeditación, ya que tejió el látigo la víspera) o cuando secó una higuera para vengarse de que no satisficiera su capricho de comer higos fuera de temporada (Marcos 11:12-14 y Mateo 21:18-19).

menéame