EDICIóN GENERAL

Las órdenes religiosas se mueren: ya nadie está dispuesto a ser célibe y pobre

Fijaos en que todas las monjas menores de una edad avanzada, todas, son extranjeras. Y curas, unos cuantos

menéame