EDICIóN GENERAL

Un hombre contra la democracia: El votante medio no está cualificado para elegir bien

#2 #22 El argumento que se expone es válido y es sustancialmente el mismo que el argumento tecnocrático.

Lo que no se valora es que los intereses de "hobbits", "hooligans" y "vulcanianos" son por definición notoriamente distintos y el hecho de que uno solo de los grupos tome parte en el gobierno trasciende el peligro para convertirse en un problema factual. Se llama casta y es bastante conocido.

Así que el argumento planteado es en mayor medida el problema que la solución.
Resolverlo pasa por recortarnos todos en punta las orejas.
#173 Me ha parecido entender que los 3 grupos son grupos de actitud, no de ideología. Son grupos heterogéneos con multitud de intereses en conflicto dentro de cada grupo. Un derechoso ricachón podría ser un "hobbit" y votar con desinterés a quien los medios le dictan, al igual que el peón del banderín de las obras de la carretera puede "pasar de la política" y elige no ir a votar (hobbit también). Los Hooligans son los que defienden a capa y espada su ideario (izquierdo o derecho) y los Vulcanianos serían esos elegidos que entienden el bien común por encima de los brillos del poder y desafectados de pasiones o idearios. Un Vulcaniano de Podemos te votaría a favor de la reforma laboral del PP si se consigue mejorar el interés común (que no es el interés de la mayoría).
#179 Si aplicas un sesgo por cualquier criterio en un campo determinado, van a parecer diferentes sesgos en otras áreas en función de su correlación.

Parece inevitable que cualquier grupo homogéneo en el poder gobierne en función de sus intereses.
La realidad actual, que siguiendo el presupuesto que se plantea no variaría, es que se gobierna en función de los intereses de la minoría del poder económico, ojalá fuera en función del interés de la mayoría como corresponde a una democracia y ojalá algún día esa mayoría tuviera la sabiduría para gobernar en función del interés común.
El problema es que la situación no está exenta de cierto conflicto de interés dado que la economía es, desde cierto punto de vista y sobre todo en el corto plazo, un juego de suma 0 y lo que prima aquí es el egoísmo y la avaricia, muy por encima del buen gobierno de los distintos asuntos.

Al final lo que se busca es justo lo que dices, que los de Podemos voten la reforma laboral del PP, se llama neoliberalismo y lo pintan de naranja en una evocación clara a la yema del huevo por los huevazos que hay que tener, me imagino.

menéame