EDICIóN GENERAL

Un hombre contra la democracia: El votante medio no está cualificado para elegir bien

#2 Otra opción es la junta dictatorial por sorteo: cada cuatro años se realiza un sorteo entre todos los ciudadanos cualificados (básicamente, mayores de edad, en pleno uso de sus facultades mentales y no convictos ni inhabilitados para cargo público), se eligen cinco personas al azar y esas cinco personas deben de ponerse de acuerdo para formar un gobierno, elegir ministros, etc.

Las decisiones del gobierno deben de ser aprobadas por una cámara de representantes cuya composición sea lo más fiel posible a la estructura demográfica del país y cuyos miembros serán también seleccionados por sorteo y al azar.

Incluso con este sistema, siempre cabe la posibilidad de que entren unos cuantos corruptos en el gobierno, claro... Pero al no existir partidos políticos, los corruptos jamás podrán estar en el gobierno más de esos cuatro años que dure la legislatura, ya que no tendrán una jerarquía en la que medrar.

Pero vamos, esto es prácticamente #CienciaFicción :-P
#64 Asimov hizo un relato corto basándose en esa idea del estratificado perfecto.

Finalmente sólo "votab"a una persona elegida por multivac (el super ordenador que todo lo sabe). Si te interesa se llama "Sufragio universal".
#101 Conozco ese relato (muy bueno, por cierto), pero mi idea del presidente por sorteo tampoco es nueva: aparece en la novela "Cánticos de la lejana Tierra), de otro de los "Tres Grandes", Arthur C. Clarke. ;)
#87 #64 Pienso que lo mejor sería suprimir los partidos políticos en el gobierno y que en este estuviesen las personas de más valía. Vamos, funcionarios que hayan pasado múltiples exámenes públicos para llegar a ese cargo, y que estos administrasen el gobierno como el pueblo considerara mejor. Es decir, se proponen unas leyes o pautas a seguir y el pueblo las vota (en este caso puede ser útil la presencia de partidos políticos para proponer las leyes, también podría hacerlo cualquiera que las presentase con un número determinado de firmas.
Y una comisión que se encargase de velar por el cumplimiento por parte del gobierno de lo que el pueblo indica. Expulsando del gobierno a aquellos que no cumplan.
El mayor problema es que en este caso estaría el gobierno en manos del pueblo, y este es manipulable y especialmente ignorante, tanto activa como pasivamente (es difícil estar al tanto de todo lo que sucede en política, entre otras cosas por la falta de transparencia y de las implicaciones que pueden tener ciertos actos)
Pero pienso que sería mucho más democrático, votar a las ideas sin importar las personas que lo lleven a cabo, que estas sean las de más valía, ¿acaso no es así en los trabajos? No te contratan por tus ideas, te contratan por tu valía.
#153 Pero es que acabas de describir el sistema actual. Las ideas se supone que manan de una mayoría, son recogidas por unos representantes, que son los partidos, que presentan gente para esa comisión, que son los diputados. Ahora, les das un poco de tiempo y te lo pervierten todo y llegas al sistema actual.
#156 No creo, principalmente porque el que está en el poder, presidente ministro,... en el caso que expongo sería alguien de valía, se le supone después de haber pasado los exámenes para acceder al cargo. Es la persona que ha de defender y hacer cumplir las ideas del pueblo pero estas ideas no manan de él, como es ahora el caso. También sucede que un partido puede tener 3 ideas que te gustan, otro 2, otro 1.... Así que votas al partido que ofrece más idea que te gustan o la idea que más te gusta. En el caso que propongo puedes votar a múltiples ideas, propuestas por un partido, por otro o incluso por ciudadanía anónima.
Pongamos que hay 20 propuestas para cada ministerio, te las lees y votas a la propuesta de cada ministerio que más te guste. Podrían ser perfectamente anónimas.
No habría amiguismos entre represantantes políticos, no más que entre trabajadores en una empresa, porque eso serían trabajadores contratados por sus capacidades.
Habría una comisión de control, algo así como El Debate del Estado de la Nación, pero en serío, una vez al año, por ejemplo, se mira cada gobernante lo que debía realizar, lo que ha realizado hasta ahora, los problemas a los que se ha enfrentado... Dicha comisión establecería si sigue en el puesto o no. Estaría bien que dicha comisión estuviese formada por exgobernantes, porque conocen lo que sucede en el cargo y porque ya no podrían acceder al puesto.

menéame