EDICIóN GENERAL

El día que Río de Janeiro fue la capital de Portugal

Tras la guerra de la independencia española, la maldita guerra como describía Napoleón, los franceses hicieron posible la restauración de Fernando VII, y consecuentemente la fragmentación y la perdida de los territorios americanos para alivio de EEUU, Gran Bretaña, Francia y los Países Bajos.

Esto no es del todo correcto. Técnicamente era cuestión de tiempo que la América española se independizase, no era posible por recursos que un país de las capacidades de España pusiese mantener un Imperio tan extenso si "la otra parte no quería". Fue el golpe liberal de 1820, el golpe de Riego lo que materializó la independencia de Latinoamérica.

En 1819-1820 el movimiento independentista solo estaba pujante en la actual Argentina y el ejército de Riego iba a ser el encargado de terminar la pacificación a sangre y fuego. Pero... al cambiar el gobierno, se perdió a todos los absolutistas y fue imposible mantener las colonias.
#12 El Imperio castellano sobre las Américas era pura ficción. Si se canalizaban las materias primas, sobre todo materiales preciosos, hacia la endeudadísima monarquía en la metròpolis eso ya bastaba. Ni en sueños un país de menos de 15 millones de almas podía abarcar tanto territorio y proteger supuestas fronteras, màxime cuando los indeseables pendencieros y robagallinas uniformados que arribaban a suelo americano lo primero que hacían era intentar consolidar su dominio, crearse una hacienda y mandar a tomar viento toda relación con la putrefacta España, a la que generalmente no querían retornar ni hartos de vino.
Por otra parte, las tropas francesas llamaron a la puerta y se les abrió porque no había más remedio. En principio el tratado hablaba de ocupar Portugal conjuntamente, otro engaño napoleónico, pero más tarde, los generales Junot, Dupont y Duhesme sucesivamente ejecturaon el plan de Napo, que pensó en ocupar sólo los lugares de provecho de la península con tropas de tercera categoría ((San Sebastián, Pamplona, Barcelona...), formadas por mercenarios italianos, polacos y alemanes, porque ya sabía que la resistencia que podría ofrecer la decrèpita monarquía hispana era risible. A los pocos días de firmarse el tratado de Fontainebleau ya era papel mojado. De ahí que Godoy preparara la salida de los reyes hacia América y la de él mismo, cosa que no se produjo porque el príncipe, Fernando VII, en una maniobra menos que inteligente, creyó que podía optar al reino poniéndose al sol que más calienta. Total que, convencido de que la monarquía española era un cachondeo, Napoleón manejo a padres e hijo como títeres para intentar dominar la corona hispana sin usar la fuerza y manteniendo la legitimidad, sustituyendo a Godoy por Murat. En un sinfín de cenas y reuniones para recoronar a Carlos VI y hacer que Fernando VII abdicase en favor de su padre, el constante cambio de cabezas que coronar produjo un vacío en el que Napo ya no tuvo más remedio que terciar, renunciando a su plan primigéneo de una monarquía española legitimida y postrada, manejada por su valido Murat, y mandó coronar a José I, su hermano.
#14 releyendo he visto que he rebautizado a carlos IV como Carlos VI. Nada que ver uno con el otro.

menéame