EDICIóN GENERAL

Por qué debemos de dejar de hacernos selfis con los animales salvajes

Porque mientras tú miras a la cámara, el bicho mira a tu oreja, y ¡zas!.

menéame