EDICIóN GENERAL

Alcoy 1821, cuando el odio a las máquinas llegó a España

El movimiento luddista siempre se entiende en la actualidad como gente retrógrada contraria al progreso y es una visión bastante corta de miras:

Lo que hacían era ir contra una reconfiguración del sistema productivo en el que las bases materiales de vida de quienes no poseían esas máquinas se iban a la mierda en favor de los ricos. Entendían perfectamente que las máquinas solo servían para hacer más rico al patrón y joderles la vida a ellos. La destrucción de las máquinas tenía como objetivo la presión para redistribuir el fruto de todo ese trabajo. De la misma manera que quien hace una huelga no es por ser vago, sino para mejorar las condiciones en que se distribuye socialmente el fruto de ese trabajo.

Hoy en día somos al revés, pensamos que el "progreso tecnológico" (donde entra cualquier gilipollez, principalmente apps para comprar cosas con el móvil) va a convertir el mundo en el paraíso en la tierra, pero cuanto más "progresamos" más desigualdad hay, más injusticia social y más puta mierda es todo.
Aborrezco a los tecnófobos y luditas. Pero los que me dan más pena y a la vez me hacen reír más es los que viven para trabajar y no trabajan para vivir.

#15 Eso que dices en realidad se llama capitalismo o ultra-capitalismo. De ahí vienen esas desigualdades. No de la tecnología en si.

Esto es como todo los trabajos que antes valían ahora o en el futuro no y lleva pasando en toda la Historia. Como cuando la industria sidero-metalúrgica acabó con los herreros. Y la propia producción en serie acabó con los artesanos (salvo excepciones)

Salu2

menéame