EDICIóN GENERAL

Alcoy 1821, cuando el odio a las máquinas llegó a España

Las nuevas tecnologías, cuando no se entienden, siempre han llevado desconfianzas. Don Quijote se pegó con los molinos. La gente del siglo XVI debieron ver los molinos de viento como ahora vemos nosotros las cosechadoras autónomas.
#1 Don Quijote no se pegó por los molinos porque fueran una máquina aberrante que quita el trabajo... Sino porque estaba loco de tanto leer novelas del Marvel del siglo XV.
#4 otro al que los arboles no le deja ver el bosque.
El problema de la tecnología, para mí, no son los puestos de trabajo, es la contamina asociada. Por ejemplo, en el año 1989, Pimentel hizo un estudio por el que por cada caloría generada en la agricultura, se consumían 28 calorías. Y encima estas son de fuentes no renovables.
Esto no tiene ningún sentido desde cualquier punto de vista. Y si fueran de energías renovables estaríamos igual: extracciom de materiales, transporte...

#7 Pero no por ser un aparato tecnológico, si Don Quijote llamó Gigantes a los molinos es porque en esa época se pasó de moler el trigo de forma casi particular a hacerlo de manera industrial. Y los dueños de los molinos tenían el control. Como siempre ocurre en los productos transformados frente a los productores.
#1 Los molinos no tenían nada de nuevo ya con Don Quijote, llegaron varios siglos antes que el. Dudo que se les pudiera considerar nueva tecnología ya de aquella, dudo que la gente no les entendiera de aquella y dudo que generaran en el siglo XVI ningún tipo de desconfianza.
#1 me parece mal que las maquinas quiten trabajo
y no hay razon para ello.

menéame