EDICIóN GENERAL

Señales de alarma ante un posible maltrato psicológico

A mí me ha pasado en el trabajo hasta que me he tenido que ir.
Fui capaz de aguantar muchas cosas durante meses hasta que se metió mi jefe de por medio. En ese momento yo ya sabía que me tenía que ir pero me había costado tanto trabajo llegar hasta ahí que mi mecanismo de defensa fue la paranoia. Lo que me había quedado claro desde hacía meses, que sufria burlas y trato vejatorio que sólo conseguían de forma viciosa hacerme rendir peor y recibir más comentarios destructivos, de repente, lo anulé. Me debilité como persona, moralmente, empecé a pensar incluso que lo estaban haciendo por mi bien y que yo tenía la culpa. Empecé a reirme con comentarios que realmente eran humillantes, hasta que finalmente caí en la depresión... y seguía sin irme. Empecé a buscar hablar con la gente que me hacía mobbing y en cambio, los amigos de verdad, los abandoné. Era muy simple, a la gente que verdaderamente quería no quería preocuparles.

La gota que colmó el vaso fue cuando los "amigos" que siempre supe que debía dejar (años compitiendo en la carrera, muchas veces que salía y me querían dejar en ridículo por cosas como mi aspecto físico, etc...) empezaron a investigar lo que pasaba en mi ambiente de trabajo. Empezaron a hacer cosas detrás mía y a seguir el mismo juego en grupos de whatsapp y cada vez que quedaba con ellos. Yo traté de evidenciarlo y, como la mayoría, me hicieron "Luz de gas". "Yo no me he metido en mi vida. Estás paranoico".

Era tan desesperante que nadie me dijese nada que acabé destruido como persona. Sólo una chica me dijo "te están haciendo mobbing, te están haciendo mobbing" pero no me quería decir nada más. Y seguía sin irme hasta que un día no pude levantarme para ir a trabajar.

Fue irme de mi trabajo y encontrar una paz absoluta. Me obligaron a ir al psiquiatra bajo amenaza de expedientarme. Fui y la psiquiatra se dio cuenta de lo sucedido. No tenía nada patológico, se había creado en mi ambiente una situación psicotizante y necesitaba irme. Para colmo me di cuenta de que habían entrado en mi historia clinica y podía haber denunciado. Pero no lo hice porque lo que más necesito es poder dejar esto atrás. Lo que hice fue bloquear la historia gracias a la comisión de ética. Y por fin hay quien me ha confesado que esos "amigos" investigaron a mis espaldas.

Aproveché unos cuantos meses más la baja ganando dinero (ya sin remordimiento) y finalmente me fui. Ahora he asumido todo lo que ha pasado. No es fácil admitir que uno está pasando por una situación tan humillante como esta clase de acoso moral. Lo que más me duele es la herida a mi autoestima. Ya no sonrío, me da miedo socializarme, he tenido que abandonar a casi todos mis amigos (me he quedado con los que siempre supe que eran buenos amigos, y ahora me doy cuenta de que no es malo tener pocos), me despierto y tardo a veces una hora en levantarme... estoy hasta en otro país buscando continuar mi vida de forma que los años que he estado allí no hayan sido perdidos pero no tengo motivación para estudiar, ni siquiera el idioma. Ni salgo, ni busco gente. Me siento inferior, una marca que pesa mucho.

Y lo triste es que la gente no es conciente del daño que ha hecho porque como bien se dice, la mayoría se apunta "sin mala intención" como si "la otra persona no se diese cuenta"... pero se da cuenta. Y cuando para cada uno es un grano de arena lo que ha lanzado para mí en cambio es una montaña de arena lo que he recibido. Por eso no lo pueden comprender.
#22 me siento muy identificado contigo.... te he solicitado amistad
#22 Podría escribir yo esas palabras, cambiando sólo dos o tres detalles.

Cc/ #27

menéame