EDICIóN GENERAL

Más sobre esos nativos digitales que no existen

#3 Pues mis padres lo consiguieron, con 3 años (y con 4 y con mas) me quedaba horas quieto sin dar por el culo a nadie, simplemente leía, o dibujaba o veía los tebeos (que sin saber leer mi imaginación intentaba hacerme entender que coño pasaba ahí).
Se llama educación.... ( y no, no he salido "rarito")
#100 es una pena que todos los niños del mundo no sean como tú, pero es que los niños tienden a ser todos diferentes unos de otros.

Los hay más tranquilotes que les puedes un lapiz y se quedan 4 horas mirándolo sin más y los hay que necesitan acción porque se aburren.
Hay algunos que aguantan quietos y callados una película de dibujos animados de dos horas entera con los ojos como platos y otros que a los 5 minutos están aburridos y haciendo otra cosa.

Y no tiene nada que ver con su educación, es que son así de base.
#102 cómo repartes estopa, me encantas xD xD xD
#102 Ya, pues entonces a los mas nerviosos los llevas al parque. Si quieres ir a la biblioteca los dejas con la canguro. Y te llevas al que puede estarse callado un rato. Es tan simple como eso.

TUS hijos son TU responsabilidad, no la mia. No te pido silencio en un parque de bolas. Te pido que te lo lleves al parque y me dejes en paz en mi biblioteca.
#100 Se llama educación....

No. Se llama "mala memoria".
Hay niños mejor o peor educados, y más o menos nervioso (que no todo es educación), pero que un niño de tres años, sin estar enfermo, esté horas sentado sin intentar levantarse o sin pasarlo mal (y quejarse por eso), no se lo cree nadie que haya visto niños alguna vez en su vida.

Por otro lado, si dices que la cuestión es que el niño esté entretenido, no sé qué queja hay con las nuevas tecnologías. Si da igual que se emboben con un cómic o que se emboben con una tablet.
El resultado es el mismo: niño agilipollado durante horas (efecto apagado y que no moleste).
Eso tampoco es educar.
¿O sí?
#100 Está demostrado que no se guardan recuerdos de esas edades. Así que hablas de oídas.

menéame