EDICIóN GENERAL

La UE se rinde ante el lobby de la mala alimentación

El reglamento en cuestión (hay que ver el anexo) es un poco truño y los perfiles nutricionales sirven más para dar dinero a los organismos certificadores que para informar al consumidor final.

menéame