EDICIóN GENERAL

Renunciar al referéndum, la condición “innegociable” del Comité Federal del PSOE para hablar con Podemos

Son estúpidos, no saben hacer política.

Se añade a la constitución la posibilidad de que las comunidades se separen mediante referendum pero las condiciones para realizar dicho referendum las pone el gobierno español. Estas condiciones podrían ser del estilo:

- Referendum posible cada 25 años (o los que se pacten)
- Redacción previa de una constitución, plan económico y social de transición para evitar faltas de pagos a pensionistas o fallos en los servicios públicos.
- Redacción previa de un memorandum de reparto de deudas y patrimonio.
- Obligación de incluir leyes de protección de las minorías españolistas que puedan quedar en el territorio, tanto de su patrimonio y derechos como de su cultura, el castellano deberá enseñarse en las escuelas como segundo idioma.
- La nueva constitución y leyes se someterán a votación del parlamento español que podrá introducir las enmiendas que crea convenientes para proteger los intereses y derechos de los españoles que permanezcan en el nuevo territorio.
- Una vez aprobadas por el parlamento todas la leyes y memorandums se enviarán a una comisión europea neutral que comprobará la viabilidad del proyecto económico y se asegurará que las nuevas leyes encajen con las europeas/internacionales y atenten contra las culturas minoritarias que resten en el territorio.
- Una vez que España y Europa den el visto bueno se someterá a referendum en el territorio, necesitándose para ser válido un mínimo del 75-80% de participación y de esos votos un mínimo de 3/4 partes de síes para ser declarada valida la secesión.

Crear un país es una cosa muy seria y el proceso para realizarlo también tiene que ser muy serio y profundamente meditado así que toda precaución sería poca para evitar un desastre en el nuevo territorio. Durante el proceso los secesionistas siguen siendo ciudadanos españoles y el estado español debe velar para que esos españoles no vaya de cabeza al desastre ni arrastren a otros.

Así todas las fuerzas secesionistas tendrían que callarse pues ya existiría un mecanismo para la separación. Que el mecanismo fuese horriblemente complejo y difícil no sería problema de España, sería problema del que quisiese plantear la secesión pues esas serían las reglas del juego. La pelota quedaría en el tejado de los independentistas durante al menos 25 años. Y no solo arreglas el "problema catalán" por un largo periodo, también eliminas la última excusa que puede plantear un grupo terrorista (por ejemplo ETA) para tomar las armas dejándolos con 0 argumentos.

Pero no están por la labor de hacer política, pactos, buscar equilibrios, ellos solo están ahí para hablar de su libro y conservar su poltrona y cuota de poder.

menéame