EDICIóN GENERAL

Recuerdos de una cabeza congelada

#95 No ser el mismo es distinto que ser otra persona. Tu no eres el mismo que cuando eras niño, no sientes, piensas ni recuerdas lo mismo, haces cosas distintas y tienes gustos diferentes... ¿eres la misma persona?
Supongo que ese pensamiento también ocurría en la antigüedad, los ritos de iniciación se basan en ello, el niño moría (simbólicamente) y el hombre nacía, así eran dos personas completamente distintas que debían ser tratadas distintamente, incluso en algunos casos se le daba un nombre distinto.

menéame