edición general

El reto y los costes de dar calefacción al país más poblado del mundo

Con apretujarse todos bien en el centro de China asunto resuelto. Calor humano, se llama (o humor amarillo, como prefieras).

menéame