EDICIóN GENERAL

Anulada la autorización que permitía en Valladolid la concentración motera más numerosa de Europa

Es curioso, nos ponéis a parir a los moteros, pero luego os peleáis en los pueblos medio abandonados para que paremos a tomarnos nuestros aperitivos, y podamos haceros el fin de semana en las cuentas.

Para lo que os interesa si, para lo demás no.

Lo dicho, hipócritas

Igual de subnormal es el motero que va liándola, como el gilipollas del coche haciendo el necio en la carretera.

menéame